Economista en Bolsa .com

Una visión personal sobre la bolsa y los mercados financieros.

aportaciones al capital social de Cajamar

Aportaciones al capital social de Cajamar.

Aportaciones al capital social de Cajamar.

Como indica el título, hoy les voy a hablar de las aportaciones al capital social de Cajamar, pero antes quiero hacerles una advertencia, que nadie entienda este post como una crítica dirigida expresamente contra Cajamar, me gustaría que se entendiese como una crítica contra todo el sector financiero español y las autoridades supervisoras que permiten este tipo de prácticas, lo de las aportaciones al capital social de Cajamar es sólo un ejemplo que voy a utilizar de lo que ha ocurrido, ocurre y seguirá ocurriendo todos los días en España.

Introducción.

El trile o juego de trileros es algo bastante viejo, se desconocen los orígenes de esta práctica pero probablemente tengamos que remontarnos a épocas tan remotas como la antigua Grecia o Roma, en donde la expansión del comercio por el mediterráneo y la mezcla de culturas ya originó grandes oportunidades para aquellos que no tenían ningún remordimiento a la hora de utilizar sus trucos y habilidades para hacer negocio y fortuna a costa de la gente poco informada. Veinte siglos después, el envoltorio ha cambiado, pero la sustancia, lo que hay dentro, sigue siendo lo mismo.

Quizás pienses que exagero, pero la realidad es que entre el juego de trileros y las prácticas bancarias existen importantes similitudes. Ambas se basan en una asimetría de la información, ambas se basan en que una de las partes aparentemente te va a“dar algo a ganar”, y ambas se basan en que todo es una gran cortina de humo, un engaño, para que ganen los de siempre. Por supuesto, nunca va a ser el curioso que se acerca y piensa que es su día de suerte y puede hacer un buen negocio. Así funcionan las cosas, y no es diferente con las aportaciones al capital social de Cajamar.

Cómo se comercializan las aportaciones al capital social de Cajamar y mi opinión al respecto.

El producto en la práctica se comercializa de la siguiente manera: Entras en una oficina de Cajamar indignado porque te han cobrado 30€ de comisión de mantenimiento y el empleado te dice que no te preocupes que hay una manera muy sencilla de que te quiten las comisiones, y no sólo eso, sino que además tu cuenta se convierte en la cuenta 360 de Cajamar y de cobrarte comisiones pasarán a pagarte intereses. ¡Es tu día de suerte!, no sólo solucionas un “problema” sino que estas ante una oportunidad de hacer un gran negocio por ser cliente de Cajamar. La única pega es que tendrás que contratar una serie de productos, realizar domiciliaciones y como no, comprar las famosas aportaciones en el capital social de Cajamar. ¿Te has dado cuenta ya?, acaban de hacerte en tu cara el famoso juego de ¿dónde está la bolita?.

Tú has ido a resolver un problema, estabas descontento, y vas a salir del banco pensando que has hecho un buen negocio. ¿Pero quién hace el negocio con las aportaciones al capital social de Cajamar?. Lógicamente Cajamar y el empleado de la sucursal que así cubre sus objetivos de negocio del semestre.

En este proceso del ¿dónde está la bolita?, puede que incluso te lleguen a decir que las aportaciones al capital social de Cajamar no es un producto de inversión, sino un producto destinado a clientes que quieran convertirse en “socios” de la cooperativa, e incluso el famoso argumento de que se trata de un producto para los mejores clientes o “preferentes” de la caja. Como bien habrás notado, no he utilizado la palabra “preferentes” por casualidad, no quiero decir que sea lo mismo que las nefastamente famosas Preferentes de Bankia, pero como veremos las similitudes son importantes y esto debería saberse y por ello soy tan crítico con estas participaciones de capital social.

Producto financieramente complejo que no se advierte correctamente (la historia de siempre).

Las aportaciones al capital social de Cajamar son un producto financiero complejo, que no cuentan ni con la garantía del Fondo de Garantías de Depósitos (FGD) ni del Fondo de Garantías de Inversiones (FOGAIN). La garantía será siempre la propia entidad, es decir la solvencia de CAJAMAR. En caso de problemas, sólo recuperarás tu dinero si queda algo de Cajamar, ya que al considerarse capital de la entidad, estas en el último turno de cobro del orden de prelación.
Cuando quieras “rescatar” tu dinero, tiene que ser la propia Cajamar quien te de la contrapartida recomprando las aportaciones al capital social de Cajamar, o bien, las recompre alguno de sus fondos de inversión. No hay que ser muy inteligente para ver que mientras todo vaya bien, las aportaciones en el capital social de Cajamar tendrán cierta liquidez, es decir, podrás recuperar tu inversión, pero en momentos de fuerte estrés en los mercados financieros o de problemas para Cajamar, la inexistencia de un mercado secundario, condena a que no puedas recuperar tu dinero.

Todo lo que te estoy comentando de las aportaciones al capital social de Cajamar debería estar recogido en el típico folleto aprobado por la CNMV, pero acabando ya el 2016, y después de todos los escándalos que han ocurrido con este tipo de productos, como por ejemplo las preferentes, resulta que no existe folleto aprobado por la CNMV, ya que por lo visto la Ley les exime de momento de esta obligación por lo que la única manera de informarse bien de este producto es ir a la entidad bancaria a que te cuenten lo que ellos consideren, o bien hacer una investigación por tu cuenta.

¿Tanto riesgo tienen?.

at_your_own_riskp

Quizás creas que exagero, pero fíjate que hablamos de una caja de ahorros española muy expuesta al “tóxico ladrillo” con todo el riesgo que ello conlleva y con todo lo que se arrastra desde entonces. Desde luego el riesgo sigue estando ahí, y por supuesto no estoy en absoluto de acuerdo con el argumento utilizado en las oficinas de Cajamar diciendo que es la caja más solvente de España. En primer lugar porque ser más solventes que aquellas que han entrado en quiebra no es una gran hazaña, de hecho incluso pueda ser una señal de advertencia de que Cajamar haya tenido los mismos problemas que sus compañeras y esten aún por resolver, puede que hasta ahora sólo haya tenido algo más de suerte o tamaño para poder aguantar, hasta ahora, claro.

Las aportaciones al capital social de Cajamar tienen carácter perpétuo, no tienen vencimiento, es decir, que si hoy tu compras aportaciones al capital social de Cajamar la caja no tiene obligación de devolverte tu dinero, ni tiene una fecha fijada por contrato para hacerlo. Te hacen un favor dándote liquidez en tus aportaciones a su capital social, pero cuando vengan mal dadas, quizás Cajamar no pueda continuar haciendo este “favor” a sus clientes.

Otro tema interesante sobre las aportaciones al capital social de Cajamar es la rentabilidad. La rentabilidad viene determinada por ellos mismos en asamblea, de tal manera, que cada trimestre el consejo rector de la entidad decide que rentabilidad le va a dar a las aportaciones a su capital social. Es decir, y esto ha ocurrido en otras entidades similares, puede que una asamblea decidan que la rentabilidad sea 0% durante el tiempo que ellos consideren oportuno y tu te tienes que aguantar.

Peligro, y más peligro por todos lados, y ya sabemos que en estas cosas el español medio cae siempre en la misma piedra no dos, sino infinitas veces, y por supuesto saldrá de la sucursal de Cajamar con una sonrisa en la boca pensando en lo bien que le han informado y el negocio que ha hecho.

No exagero, 775.000 particulares tienen suscritas estas aportaciones al capital social de Cajamar, a pesar de ser un producto tan complejo, tan oscuro, sin mercado secundario y con una liquidez que da miedo, casi 1 de cada 50 españoles tiene este producto colocado. Ahí queda eso, eso es poder comercial.

¿Queremos ser más técnicos en cuanto al riesgo? No hay problema, a día de hoy la solvencia del grupo Cajamar (según la web bankimia.com con datos de Fitch es de BB-), es decir, tiene un rating de “bono basura”.

Por tanto, cuando compramos aportaciones al capital social de Cajamar estamos comprando en la práctica un bono basura, sin diversificación alguna. Las probabilidades de quiebra de una entidad calificada como BB- son las siguientes:

riesgo en renta fija

A cinco años tenemos el no despreciable riesgo de un 12% de perder toda nuestra inversión, a 10 años casi el 22% de riesgo.

Definitivamente, las aportaciones al capital social de Cajamar tienen riesgo, y mucho.

Conclusiones.

No me voy a alargar más en este tema, creo que queda bastante claro de que yo nunca recomendaría tener este producto en cartera, y por supuesto tampoco me gustan las entidades que “secuestran” al cliente utilizando estrategias propias de los trileros (creando primero un problema al cobrar unas comisiones y luego “solucionarlo” colocando toda clase de productos que a ellos les interesan, convirtiendo un problema de 30€ de comisiones al semestre, en un probable nuevo caso de preferentes a la larga).

Si crees que este post puede resultar interesante te invito a que dejes un comentario o lo compartas en tus redes sociales.

Si te parece interesante compártelo o deja un comentario.
The following two tabs change content below.

Economista apasionado de los mercados financieros y la bolsa, en EconomistaEnBolsa.com encontrarás una visión crítica e independiente que no te dejará indiferente. Si buscas más de lo mismo este no es tu sitio, si buscas información que te aporte valor puede que sí lo sea.

Anterior

Nueva etapa personal y nueva etapa en el blog.

Siguiente

Nueva etapa personal (II). Sobre Gurús financieros y la industria.

2 Comentarios

  1. Eva moreno

    Hola. Hice unas aportaciones a cajamar de 1082 euros hace unos años. Leyendo tu post tienes razón. Fui al preguntarle porqun me cobraban esas comisiones y acabe dándoles el dinero, tal cual. Ahora lo quiero recuperar y me dicen que tengo que liquidar un préstamo que tengo que hasta entonces no. Yo les digo que eso no puede ser que nadie me dijo que fuera así. Y no se que hacer. Me gustaría que me pudieras ayudar. Gracias

    • Hola Eva,
      Si te dicen que no puedes recuperar tu dinero puede ser por la siguiente razón:
      La primera, es que como indicas, al tener un crédito este capital este siendo utilizado como garantía de dicho crédito, pero para eso debiste dar tu consentimiento al pedir el crédito. En tu oficina deben informarte claramente de la razón por la que no puedes recuperar tu dinero.
      Si no obtienes respuesta satisfactoria debes dirigirte al defensor del cliente de Cajamar y obtendrás una propuesta de solución por escrito a tu caso.
      https://www.cajamar.es/es/comun/atencion-al-cliente/defensa-del-cliente/
      Con esa respuesta por escrito, si la solución no te parece justa, debes dirigirte al Banco de España para presentar queja sobre la entidad Cajamar.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR