Nueva etapa personal y nueva etapa en el blog.

begin photoSin duda, una de las cosas que más alegrías en lo profesional me ha dado a lo largo de este año es este blog,  sois todas esas personas que habéis dejado un comentario, me habéis llamado por teléfono, o me habéis dejado un mail,  me habéis hecho sentir que vale la pena transmitir y compartir el trabajo de tantos años y que por supuesto es apreciado y puede resultarle útil a personas. Lamentablemente el sector financiero en España se encuentra totalmente dominado y secuestrado por las grandes entidades financieras y sus redes de captación y secuestro de clientes, con el beneplácito de Gobierno y  CNMV, que lejos de romper este oligopolio lo promueve y fomenta.

Ser independiente en este mundo es un suicidio en lo profesional, innumerables trabas burocráticas y legislativas te impiden ejercer el asesoramiento 100% independiente y lo poco que se “autodenomina independiente”, suele estar sesgado por algún interés comercial oculto. Además si intentas algún proyecto personal, tus ingresos van a ser muy bajos, el sector financiero es un sector que se sustenta en grandes economías de escala, en el cobrar “poco” pero a mucha gente. Este modelo de negocio sólo es ventajoso para las entidades grandes, y muy perjudicial para el pequeño asesor. Por tanto, la independencia en el sector financiero sólo puede venir desde la vocación, desde el deseo de compartir información, sabiendo que tu recompensa será una satisfacción personal, nunca una remuneración económica acorde a tu esfuerzo.

Como bien sabéis, en la vida os encontrareis dos tipos de gente, el primer grupo (el más numeroso) compuesto por personas que están dispuestas a todo con tal de conseguir sus objetivos, aunque esto incluya mentir, sesgar la información, ocultarla, utilizar estrategias de dudosa moralidad,  etc. Encontrareis este tipo de personas por todos sitios, pero en el sector financiero más aún. Existe un segundo grupo de gente, cuyos principios morales le impiden seguir ciertas directrices de las empresas, que se plantean que si algo no “sirve” no se puede recomendar a un cliente, que sólo aconsejan aquello que les ha “funcionado” a ellos mismos. Este segundo grupo, como imaginareis, esta formado por personas contadas, es un grupo de gente muy minoritario porque las condiciones de la profesión lo desincentiva totalmente.

Me gusta pensar que se puede formar parte del segundo grupo, aunque ello tenga un tremendo coste económico en lo profesional, la satisfacción de saber que has hecho lo correcto debe ser suficiente para saber que estas en el lado bueno.

Por ello he iniciado una nueva etapa en lo profesional, con una decisión que me rondaba en la mente desde hace tiempo. No ofreceré asesoramiento financiero directo, dejo de pertenecer a las redes comerciales de las grandes entidades. Las razones son las siguientes:

  • Ser lo más independiente posible impide la captación de grandes carteras de clientes, la mayoría de clientes sólo buscan bajas comisiones, o descuentos, o regalos, entrar a este juego sólo beneficia a las grandes entidades y nos perjudica mucho a los profesionales y sobretodo a los clientes (aunque ellos no lo piensen así).
  • En este camino de mi búsqueda de lo importante, de lo que realmente funciona, muchas veces habrá que tomar decisiones que van contra los intereses creados, contra la opinión mayoritaria, este tipo de decisiones va a ser difícilmente entendible por falta de paciencia, falta de experiencia, etc.
  • La independencia implica saltarse “la estrategia de comercialización de las entidades” porque se que no es bueno para el cliente.
  • Evidentemente salirse de lo “impuesto”, de las opiniones mayoritarias, implica cierto riesgo de mercado, por lo que pienso que lo más prudente va a ser hacer una “pausa”.

En segundo lugar, he decidido potenciar este blog. La razón es que aunque no asesore directamente, quizás algunos encontreis interesante acompañarme en mis opiniones, pensamientos e ideas. Quizás esta información os pueda resultar interesante para aplicarla en vuestros casos personales y os pueda resultar útil para tomar decisiones de inversión, eso sí, siempre bajo la responsabilidad del lector y teniendo claro que yo también me equivoco, aunque tendrás la certeza de que mi equivocación ha sido sincera y buscando lo que de verdad funcione y no buscando el interés comercial.

En tercer lugar, esto me va a permitir tener más tiempo para mi, tiempo para desarrollar de manera tranquila mis estrategias de inversión sin tener que preocuparme de si esto o aquello lo entenderá el cliente, o si tendrá la suficiente paciencia para ver que funciona.

Por tanto, en las próximas semanas se apreciará un cambio de “look” y  de contenidos en el blog que espero que os resulte interesante. Espero me acompañeis en esta nueva etapa.

Si te parece interesante compártelo o deja un comentario.
The following two tabs change content below.

Economista apasionado de los mercados financieros y la bolsa, en EconomistaEnBolsa.com encontrarás una visión crítica e independiente que no te dejará indiferente. Si buscas más de lo mismo este no es tu sitio, si buscas información que te aporte valor puede que sí lo sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *