Análisis técnico vs análisis fundamental. Round 1.

La razón fundamental por la que estoy a favor del análisis técnico.

En el popular debate de análisis técnico frente al análisis fundamental, se suele recurrir a conocidos argumentos y tópicos repetidos mil veces. Hoy quiero dar mi opinión sobre ello, y quiero hacerlo defendiendo al análisis técnico, a día de hoy estoy convencido de su gran utilidad, incluso de su superioridad. Si quieres saber el porqué sigue leyendo.

El análisis técnico como herramienta.

Creo que el análisis técnico es una manera óptima de representar lo que está ocurriendo en la realidad,  en el presente. Es una manera de hacer inteligible de manera más aceptable, una gran cantidad de información que está ocurriendo de manera simultánea. En este aspecto creo que la tesis fundamental del análisis técnico de que toda la información está dada en el propio gráfico puede ser correcta.

Una de las ventajas de este método, es que el análisis técnico siempre deja evidencias. En este caso evidencias dibujadas y representadas en un gráfico. Esto permite un seguimiento y control a tiempo real.

Es cierto que el análisis fundamental también deja pruebas escritas en la contabilidad y los ratios que calculemos, pero siempre lo hará del pasado, nunca del presente. Resulta bastante claro que si lo que pretendemos es ganar dinero en el mercado, tenemos que darle importancia al momento presente, necesitamos identificar un valor alcista si nos vamos a poner en el lado alcista del mercado o un valor bajista si nos vamos a poner en el lado bajista del mercado en el momento presente, no en el pasado ni en el futuro incierto. En esto, el análisis técnico, presenta ventaja frente al enfoque fundamental de comprar barato y aguantar hasta que el mercado reconozca el valor. El problema siempre es el mismo, ¿y si el mercado no reconoce ese valor nunca?, que hacemos ¿esperar sin límite de tiempo?.  El análisis técnico, al menos, te puede indicar con muchas probabilidades a que valores el mercado en tiempo real le está reconociendo valor.

análisis técnico frente a análisis fundamental

¿Adivinos?.

No quiero caer en la simplicidad. Sé perfectamente que los gráficos pueden darnos pistas falsas, ¿pero acaso esto no ocurre también con la contabilidad?. Las cotizaciones pueden ser manipuladas, ¿pero acaso la contabilidad no se manipula?. Por tanto, ¿porque fiarnos de lo que la propia empresa quiere que leas?.

Un ejemplo claro de esto lo podemos ver con la estrategia usada por muchas gestoras para “cocinar fondos de inversión”.

En esta estrategia una gestora de fondos lanza al mercado varios fondos con diversas estrategias, aquellos fondos que lo van haciendo mal son cerrados, mientras que aquellos fondos que lo van haciendo bien son promocionados con agresivas campañas de márqueting.

Los fundamentales de estos fondos serán muy buenos, habrá un buen ratio de ganancias, un buen sharpe, una volatilidad controlada,  e incluso un gran alfa,  pero sabemos que ha sido todo un artificio ya que nadie habla de los restantes “ fondos hermanos” que fueron cerrados en el camino y que no cuentan para la estrategia. Fueron desechados como malos ingredientes para la cocina de la gestora.

Hay que tener cuidado siempre con los datos en bruto si no entendemos y conocemos el contexto. Ésa es la gran dificultad del análisis fundamental. Con el análisis técnico puede suceder algo similar, los fondos alcistas subirán y los que no lo son tanto bajarán sin que el equipo gestor tenga mayor influencia.

Y aquí es donde está la clave, el gráfico nos indica donde está la fuerza del mercado. Y nos lo indica aunque los gestores no tengan ni idea de porque han acertado. Aunque los gestores hayan acertado por pura suerte.

 

Más física y menos superstición.

Ese es mi enfoque principal para defender el análisis técnico, un enfoque básicamente cercano a la física y no en la superstición o en la creencia de que podemos adivinar el futuro.

Sé perfectamente que muchos detractores del análisis técnico precisamente lo acusan de pura superstición, o de adivinos que entre líneas ven el futuro al igual que un charlatán con los posos del café. Pero déjame explicarlo mejor y quizás coincidas conmigo en que precisamente se trata de todo lo contrario.
Al igual que ocurre en la física, cualquier movimiento alcista debe y puede ser observado en la realidad y por tanto puede ser representado en un esquema gráfico. Es decir, exactamente igual que  un coche que acelera por una carretera puede ser observado con nuestros ojos, resulta evidente que un valor que acelera su trayectoria alcista podrá ser representado gráficamente en la pantalla.

Creo que esta es la prueba más importante y definitiva a favor del análisis técnico. Como mínimo se trata de un gran argumento en contra de aquellos que dicen que el análisis técnico no tiene utilidad alguna. Insisto, usted puede ver perfectamente en un gráfico como un valor acelera en su tendencia alcista y como un valor acelera en su tendencia bajista, por tanto, bajo mi punto de vista ésto puede ser aprovechable y por tanto el análisis técnico tiene mucha utilidad.

¿Todo vale en el análisis técnico?.

Ahora bien, que yo me postule como defensor del análisis técnico como método válido para invertir en el mercado, no significa que cualquier método que veamos relacionado con el análisis técnico sea válido.

Quiero decir con ello que evidentemente deberemos contrastar cada método y cada estrategia y que por lógica existirán unos métodos más fiables que otros. Seguro que alguna estrategia no sirva para nada, pero seguro que alguna si sirve. Es por tanto nuestro deber, mediante la observación y el estudio, determinar qué cosas son válidas del análisis técnico y qué cosas no son válidas del análisis técnico. No todo vale.

Diferenciemos dos corrientes en el análisis técnico.

En primer lugar podemos ver todo aquello relacionado con el análisis técnico cuya filosofía es la adivinación del mercado. Todo aquello basado en observar unas líneas y adivinar lo que va a hacer el mercado, en lanzar proyecciones de movimientos, o en ver figuras esotéricas como el que ve caras en Belmez. Creo que este enfoque es erróneo, la razón es que el análisis técnico nunca nos va a permitir adivinar el futuro o mostrarlo. Repito, creo que no existe ninguna estrategia o método demostrado que puede adivinar el futuro y buscar esto es un gran error. Creo que esto es bastante lógico y de sentido común.
En segundo lugar encontraríamos todas aquellas tácticas y estrategias que utilizan el análisis técnico, y basan su filosofía en seguir principios relacionados con la física, como pueden ser determinar dirección y velocidad de un activo.

Este segundo enfoque es a mi parecer el correcto, ya que, como he comentado anteriormente, igual que al observar en la lejanía un barco en el mar podemos observar su trayectoria y velocidad relativa, también podremos observar la de un activo en una pantalla.

De esta manera podremos determinar las probabilidades de que un activo siga subiendo o bajando y además podremos determinar si lo hace a una gran velocidad o a una velocidad más moderada. Se trata por tanto en este enfoque de una observación empírica próxima a la física y basada en probabilidad, no se trata por tanto de un simple sistema supersticioso de adivinación.
Espero que esta reflexión puede ayudar a entender un poco más mi filosofía de inversión y pueda hacerte ver que hay argumentos fuertes a favor del análisis técnico. Recuerda que si te ha parecido interesante este artículo me haces un gran favor si lo compartes en redes sociales, foros o otros blogs. De la misma manera, estaré encantado de leer tus comentarios tanto si estas a favor de mi argumentación o en contra de ella, lo importante siempre es aprender.

Si te parece interesante compártelo o deja un comentario.
The following two tabs change content below.

Economista apasionado de los mercados financieros y la bolsa, en EconomistaEnBolsa.com encontrarás una visión crítica e independiente que no te dejará indiferente. Si buscas más de lo mismo este no es tu sitio, si buscas información que te aporte valor puede que sí lo sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *